"Can you see me? All of me? Probably not. No one has ever really has" - Jeffrey Eugenides



martes, 11 de octubre de 2011

En un post it viejo escribí

Siento el frío de la Segunda Guerra Mundial en los huesos y quiero el calor del Trópico. Me banco los bichos variopintos.

martes, 27 de septiembre de 2011

Adoraría que...

  • Todos los momentos de mi vida fueran musicalizados por un excelente disc jockey
  • Las reuniones familiares fueran siempre enormes y felices, llenas de risas
  • Todas las frutas fueran sin semillas
  • Poder tener una huerta en mi casa y dicho sea de paso que mi casa tuviera jardín (y pileta)
  • Siempre que me encontrara con un ex, yo estuviera espléndida
  • Alguien me hubiera avisado que de la manteca de cacao y de las calzas, no se vuelve
  • Mis amigas me recordaran que domingos, hay sólo 52 al año
  • Los hombres no usaran musculosas ni bermudas de jean. Nunca más.

Mis odios

  • Los crayones rotos
  • Las medias sin par, tristes y perdidas
  • Tirar/malgastar agua
  • La cerveza caliente
  • Los vinos ricos tan caros
  • La nata
  • Salir mal en una foto que a otro le copa
  • El film que recubre los CD's
  • Que mis pijamas más cómodos y calentitos no sean *sexys*
  • El petróleo y las peleas/disputas/guerras que ha provocado aunque agradezco todos sus derivados
  • El olor a leche/crema cortada/podrida
  • Que todos crezcan tan rápido (adultos y jóvenes)
  • El olor a basura
  • Ver frutas/verduras podridas en mi heladera. Me da una pena insondable
  • Odio que nunca voy a poder ver en vivo y en directo un volcán hacer erupción
  • Odio cuando el helado me dobla la cuchara
  • La impuntualidad o la falta de consideración al tiempo del otro
  • Las caries e ir al dentista
  • Los M&M's marrones
  • Las lomas de burro (¡las odio con todo mi ser!) y las curvas muy cerradas
  • Ver una película por primera vez, con alguien que ya la vio
  • Las toallas duras o excesivamente ásperas
  • Odio lavarme las manos en un baño público y abrir la puerta (potecialmente) sucia
  • Me da bronca que la manzana rayada se oscurezca tan rápido (lo mismo que la palta). -El término correcto sería oxigenarse, ya sé, pero a los efectos visuales era más ilustrativo-
  • Odio que los super héroes y los superpoderes no existan pero sí, los villanos.
  • Lamento de corazón que las flores cortadas, en mi centro de mesa, no duren para siempre.
  • Detesto ser cronicamente anémica y no poder donar sangre.
  • Me torra que los mariscos sean tan caros
  • Aborrezco cantar el feliz cumpleaños
  • Odio la capita de agua que se le hace a la mostaza
  • Detesto mi alergia a las plumas y el polvo
  • Me da muchísima bronca que la lana me pique
  • Odio de mí que no importa que tan mala sea la película o el libro, tengo la necesidad imperiosa de terminarlo/a.
  • Me torra nunca haber revelado ese rollo de fotos de París y no saber dónde corno está
  • Me re molesta que en ninguna de mis 24 Navidades nunca haya nevado
  • Odio que los dibujitos del sábado a la mañana no son ni cerca tan buenos como eran antes.
  • Odio la sensación ambigua que me da lamer un sobre para sellarlo.
  • Detesto cuando me confiesan que tengo comida en los dientes.
  • Me torra quedarme sin tinta en el medio de una impresión (casi siempre urgente o importantísima)
  • Odio que la gente crea que me importan sus sueños.


lunes, 26 de septiembre de 2011

Así las cosas

Manías

  • No abro los ojos abajo del agua. Ni en el mar, ni en la pileta, ni en la bañadera.
  • Para contener la respiración dejo el aire en los cachetes como un pez globo.
  • Cuando me lavan el pelo en la peluquería aborrezco que me entre agua en las orejas.
  • En verano Y en invierno mi cartera siempre tiene un par de anteojos negros y un libro.
  • No puedo salir de casa sin perfume y me llevo uno chiquito conmigo en toda ocasión.
  • Odio fumar sin tomar algo o comer un chicle/caramelo durante y después.
  • La vuelvo loca a Tati para que aprenda a decir por favor y gracias.
  • No me banco la tele prendida si nadie la está mirando.
  • No voy a restoranes con olor a comida.

lunes, 15 de agosto de 2011

Sobre mí

4 lecciones que aprendí a fuego:
1. El Amor, duele. El desinteresado, más.
2. "El tiempo escribe los mejores finales". (Una frase de Ortega y Gasset, que es de cabecera para mí)
3. Elegir es renunciar
4. Algunas despedidas sí son para siempre.
Un refrán que escuché sobre los hombres o las mujeres y considero cierto: "No intentes comprender a las mujeres, sólo ámalas". Sigmud Freud. "De la infedelidad no se salva nadie".
3 palabras que uso mucho cuando hablo: cuestión, olvidate, amoroso.
3 sonidos que me fastidian soberanamente: el despertador, el silbido de alguien al escuchar música, cumbia sin auriculares en transportes o lugares públicos.
Un trago que siempre pido: capiroshka o mojito. Soy fan de la lima. Aunque tengo una mente abierta. Me divierte probar cosas nuevas, siempre. Aplica a todas las categorías.
Un autor que me afectó: Isabel Allende. Encuentro en su forma de pintar los paisajes y las reflexiones de los personajes de sus novelas, inspiración de la buena.
Música que me gusta escuchar cuando sola: tranqui como ser Corinne Rae Bailey; Carla Bruni; John Mayer, rock del bueno como Snow Patrol; Brandon Flowers y/o reggaeton-cumbia para bailar en bombacha, cantar a los gritos (porque me las sé todas inexplicablemente) o limpiar la casa.
Mini-acontecimientos que pueden torcer mi estado de ánimo: flores, un regalo, un lindo mail, una visita inesperada, las palabras justas, un abrazo intenso, un beso largo. Desmotraciones de afecto, bah. Sí, soy una romántica empedernida.

viernes, 12 de agosto de 2011

De chica adoraba este tipo de encuestas.

Cinderella
One of your parents is dead.
You are expected to do a lot of chores.
You love to dress up.
You love animals.
You are waiting patiently for your Prince Charming.
Your mom is really strict.
You have sisters who seem kind of jealous of you.
You’re afraid to speak your mind sometimes.
You have left your shoes at a friend’s house before
You have blonde hair.                                                                Total: 4
 Belle
You’ve kissed someone your friends didn’t like.
You’ve been lost in the forest.
You love to read.
You are not shy at all, and not afraid to speak your mind.
One of your family members is a bit weird.
You have done volunteer work.
You have a wild imagination.
You love to take care of people in need.
You’ve had guys like you only because they think you’re pretty.
You’ve rejected at least one person when they’ve asked you out.
                                                                                                              Total: 7
Jasmine
Your dad is very rich/important.
You are very clever.
You’ve been with someone way different from you.
You’re unique and different from everyone else.
You’d never marry someone just because they were rich.
You have set a lot of goals for yourself.
You don’t have a lot of friends.
You’re independent.
You are wealthy.
Your parents try to control your life.

                                                                                                         Total: 6

Ariel
Your parents expect a lot from you.
You really try to follow the rules, but it’s hard for you.
You’re a bit of a trouble maker.
You’re the youngest in your family or in the last two.
You have a lot of sisters (three or more).
You collect something.
You have/had long hair.
You have/had a pet fish.
You’re extremely curious.
You believe everything people tell you/you’re a bit gullible.
                                                                                                        Total: 8

Snow White
You know that you’re beautiful.
Sometimes it seems like your mom is jealous of you.
You’ve almost been killed.
You have at least seven good friends.
You’ve had food poisoning.
You have/had short hair.
You get along with almost everyone.
All of your friends are different.
You love to have a good time.
You’re happier when you’re out of the house than in.

                                                                                                              Total: 7


Mulan
You can be a tomboy sometimes.
People wish you could be a bit more girly.
You’ve pretended to be someone you’re not.
You’ve had a physical fight with someone.
You have/had considered running away from home.
Your parents try to plan your life out.
A lot of your friends are boys.
You sometimes find yourself in bad situations.
You love your family so much that you’d do anything to protect them.
                                                                                                             Total:6
Aurora
You live/have lived with someone other than your parents.
You almost died at a very young age.
You are gentle, loving and/or thoughtful.
You have a decent singing voice.
You like to sleep in late on the weekends.
You spend most of your time outside, or try to do so.
You’re adopted.
You’re very romantic.
Pink is one of your favorite colors.
                                                                                                           Total: 3

Pocahontas
You love to walk around and explore big cities.
You are more spiritual than religious.
You’ve been in an interracial relationship.
One of your family members is dead (mum, dad, sister, brother, grandma, grandpa).
Your parents are very protective of you.
Someone you know has been in war.
You love nature.
You have/had black hair.
You would love to move somewhere exotic and beautiful.
You’re very adventurous.
                                                                                                                           Total: 8

Asociación libre

vida: es corta. hay que exprimirla y sacarle todo el jugo posible
amor: él, ella, flia, amigos

casamiento: lo veo lejos. un día de sol. al aire libre. rodeada de agua y la gente q me quiere mucho, festejando la promesa de un amor eterno
familia: la chiquita y la siguiente. el resto cada vez más lejos.
dinero: tranquilidad, viajes, la posibilidad de hacer incontables regalos a los que quiero
hombres: básicos que no nos comprenden
mujer: multitasking, superiores a todas las especies por la posiblidad de desdoblarse y dar vida.
deseos: poder dedicarme a lo que me hace feliz que es escribir y me paguen mucho por ello. viajes a montones y como consecuencia fotos divertidas. una vida llena de aventuras. muchas sonrisas de margarita. una casa mediana pero jardín y pileta obligatorios.
éxito: tener que pensar dedicatorias ingeniosas y divertidas para mis libros impresos
salud: anémica y super alérgica pero me corre por la venas sangre pura asi que bián
internet: el opio de los pueblos
presente: bardobardobardobardo con mucho disfrute, amigos, programas, escapes y risas
pasado: bardobardobardobardo con lágrimas a montones y largos períodos de angustia

futuro: paz, estabilidad económica, malcrianzas y risas y amigos y disfrute de vuelta. por mil.
política: no sé ni me interesa NADA.
argentina: un paris que lleva años de retraso. yo le tengo fe. me gusta lo local y lo globalizado
sexo: fan, sobretodo con vos.
belleza: cuando tati y ceci dicen 'cheese' y posan para una foto mía y tus hoyuelos vikingo

martes, 9 de agosto de 2011

No más safaris.

Margarita. Nos mudamos de casa. Tus abuelos de parte de tu mamá nos regalaron un departamento espectacular en pleno Recoleta y sin bien no es lo que yo hubiera elegido para nosotras pienso que por ahora está bien.
Despedirme de la casa anterior me costó un montón. Seguramente a vos a tu forma también. Yo ese departamento ya lo sentía mío. Ya había hechado raíces, armado rutinas en pos de nuestra localización y lo quería, la verdad es esa, lo quería con todo mi corazón. Ansiaba llegar, saludar a Marcelo, que me ayude con las bolsas y rezongar sobre el clima o alguna pavada similar. Ansiaba cruzar el umbral de la muerta y sacarme los zapatos, abrazarte fuerte y tirarme con vos a ver El Sapo Pepe sobre la cama o Barney en dvd en el living.
Adoraba también poner la música a todo lo que daban los parlantes del Ipod y bailar juntas arriba de los sillones con pelucas en la cabeza. Creo que a vos también te gustaba un montón porque no parabas de reírte ni de saltar o mover la cola. ¡Sos tan amorosa! Ahora estás durmiendo y sería capaz de despertarte solo para llenarte de besos y contarte lo orgullosa que estoy de que seas mi hija.
Qué loco pensar que esas paredes te vieron crecer. Te recibieron hecha un ovillo de lana recién nacida y fueron testigo de cómo floreciste. Mi flor, mi Margarita. Te vieron comer, enchastrarte con pintura, dar tus primeros pasos, llorar, lastimarte. Me vieron amar con locura y peliarme hasta el fasticio a mí, tu mamá.
Ahí pasamos nuestra primera Navidad los tres, cuando todavía éramos tres. Con un mini arbolito con pelotitas cobre que aún conservo y que recuerdo haber armado con vos de tan sólo meses. Ahí aprendí a cocinar. A la fuerza de saber que no se puede vivir de deliverys, Mac Donalds y pizza. Hoy es una habilidad que manejo con destreza y de la que puedo jactarme. ¡Descubrí que cocinar me resulta terapéutico! Oh qué placer.
Ahí, desparramada por todo el living con luz tenue para no despertarte y sin hacer mucho ruido estudié para incontables finales y sin número de parciales. Ahí me reuní con amigas a descargarme, a divertirme. Amigas que te extrañan, que te adoran.
Adoré esos metros cuadrados por todo lo que significaban: el proyecto de una familia, un nuevo comienzo, una página en blanco. Después de la separación todo fue más triste. Cada rincón me hacía acordar a un momento compartido. La cama me quedaba grande porque no había un cuerpo tibio esperándome. Las comidas me parecían lúgubres. Tu compañía alegraba cada recoveco pero era tanta la tristeza que no era suficiente con que vos estuvieses dando vueltas para que yo estuviera bien. Tu mamá estaba de luto porque pasamos a ser solo dos.
Nos tomamos el verano de vacaciones (hablo de enero del 2011) y nos convencimos que este año tenía muchas cosas lindas para ofrecernos. Que era cuestión de tener fe, esperanza, de confiar. Tu mamá te sacó del jardín para tenerte más cerca. Lo disfrutamos las dos un montón. Fuimos a la plaza. Corrimos persiguiendo el sol y la sombra que hacían los árboles. Le dimos de comer a las palomas. Fuimos tres, después dos y luego tres otra vez. Primero con Rosi, después con Rumi que te cuidaron con amor y ahínco como si fueras hija propia.
Pasó el primer cuatrimestre y nos enteramos de esta posibilidad. De irnos. De mudarnos. De despedirnos de todo lo que hubiéramos querido que pase pero no pasó bajo ese techo. Y lo hicimos. No sin llorar, no sin estar tristes. A tu manera debés extrañar ese departamento también. Vos también te debés sentir rara cuando te despertás a la mitad de la noche o a la mañana y tardás en reconocer donde carancho estás. Será cuestión de tiempo. 
Cuando seas más grande te voy a contar que una vez vivimos al lado del zoológico. Que no sufríamos sus olores feos y que ahí nos sentíamos seguras. Vamos a ir en auto o en colectivo y te voy a señalar el edificio si es que todavía lo conservan. Me vas a pedir que te cuente anécdotas de esos tiempos y te voy a hacer reír. Mientras que sigas así chiquita me lo reservo. Por ahora sólo te cuento que República de la India no es más nuestro hogar. Desde el jueves pasado, este lo es. Let the memories begin

jueves, 14 de julio de 2011

Gracias.

Oler a vos no tiene precio. Y por si fuera poco me regalaste un perfume. Y le trajiste regalos a mi hija. Poné comida en tu bolsillo así no muero de inanición (estoy viviendo ahí cómodamente hace tiempo).

Suficiente para mí

Yo estaba en pijama, desganada, aburrida de tanto estudiar. Nerviosa porque rendía al día siguiente. A penas giré el picaporte y abrí la puerta te ví. Del otro lado del umbral estabas vos con el buzo gris que usas siempre como si el tiempo no hubiera pasado, como si nunca te hubieras ido. 
Cual víctima de un tornado y emociones violentas tenías el pelo despeinado. La barba crecida y las ganas de verme en los ojos. Dejé que se me cayera de los labios un 'hola' despreocupado. No me respondiste. Te detuviste a mirarme un segundo y después me agarraste del cuello con una de tus manos grandes de vikingo y con la otra me rodeaste la cintura. Me sujetaste fuerte, con seguridad, como si siempre hubiera sido tuya y me diste un beso largo. Tan largo que pareció eterno.
Cuando por fin nos discriminamos y la distancia entre tus ojos y los míos fue lo suficientemente prudente como para reconocernos me dijiste ´te extrañé´ y nada más importó. Ni el final del día siguiente, ni que en todo el fin de semana no había salido el sol o el hecho de que no hubiera salido de mi casa, incluso no haberte visto por días enteros. Vos y ese beso intenso fueron suficientes para suplir todas las faltas. Fuiste sol, fuiste salidas, fuiste risas envueltas en una comunicación que superaba las palabras.

Dame fe y seré tu seguidora

Vénganme a descubrir

Soltar y otras hierbas.

No soy más esa.

viernes, 17 de junio de 2011

BIS

"I feel like men are more romantic than women. When we get married we marry, like, one girl, 'cause we're resistant the whole way until we meet one girl and we think I'd be an idiot if I didn't marry this girl she's so great. But it seems like girls get to a place where they just kinda pick the best option... 'Oh he's got a good job.' I mean they spend their whole life looking for Prince Charming and then they marry the guy who's got a good job and is gonna stick around". Blue Valentines (2010)

“She’s young, she’s in high school, she’s sexually active, she’s taking drugs, she’s crying out for help. … Well damn Cooper, that really narrows it down, you’re talking about half the high school girls in America!” Twin Peaks: Fire Walk with Me (1992)

“I guess I’ve still got a lot of healing to do.” The Darjeeling Limited (2007)

“Only one is a wanderer. Two together are always going somewhere.” Vertigo (1958)

“I wish I had tons of money. … Then I’d be free.” Blow-Up (1966)

“Poor little girl. All by herself. All shaking like a little frightened animal.” Repulsion (1965)

“Nothing thicker than a knife’s blade separates melancholy from happiness.” Orlando (1992)

“When you have to shoot, shoot, don’t talk.” The Good, the Bad and the Ugly (1966)
“Did you ever think of me? … Only when I was sad.” Solyaris (1972)

“You mean more to me than any scientific truth.” Solyaris (1972)

“Even hell has its heroes, señor.” The Ninth Gate (1999)

“Well, I don’t think it’s very intelligent to keep an electrical gadget on the edge of the tub. … I tie it to the radiator.” - The Royal Tenenbaums (2001)

“Why don’t you grow up? … I’m trying to!” Straw Dogs (1971)

“I already know an awful lot of people and until one of them dies I couldn’t possibly meet anyone else.” Charade (1963)

Inspiración materializada en citas de películas

“All work and no play makes Jack a dull boy.” - The Shining (1980)

“At times like this, I wish I was but a simple peasant.” - The Pink Panther (1963)


“I think only stupid people have good relationships.” - Ghost World (2001)

“Mr. Corleone is a man who insists on hearing bad news immediately.” - The Godfather (1972)

“One down, a couple billion to go.” Contact (1997)

“American millionaires must be all quite mad. Perhaps it’s something they put in the ink when they print the money.” How to Steal a Million (1966)

“Faith is a torment. It is like loving someone who is out there in the darkness but never appears, no matter how loudly you call.” The Seventh Seal (1957)


“Yeah, well it’s simple for everybody else - give ‘em a Big Mac and a pair of Nikes and they’re happy. I just can’t relate to 99.9% of humanity.” Ghost World (2001)

sábado, 4 de junio de 2011

Quiero que Margarita recorra su propio camino con sus propios obstáculos. Ojalá pueda acompañarla en todo el camino, sin intentar transferirle mi experiencia, sin juzgarla sino guiándola. Ese creo que es el labor de una madre: guiar en este mundo tan incierto. Ayudarla a ser feliz, independiente y hacerse responsable sean cuales sean sus decisiones.

viernes, 3 de junio de 2011

Tampoco para tanto

Reconozco que la tristeza tiene más fama de la que merece. El dedo acusador es para los poetas que la presentan como un anhelo, como un estadio disfrutable. Cuando se escribe desde la tristeza las palabras tienen intensidad, tienen realidad. Es verdad. Es innegable. Como también es histórico que nadie puede regocijarse en la tristeza. Así como la oscuridad es la falta de luz, la tristeza es la falta de alegría. Y yo no quiero ser una persona sombría.

Quién te dice esta sea una última vez

Si sos consciente de esa “última vez”, lo cual no sucede habitualmente, empezás a extrañar con antelación. Elegís tus últimas palabras, tus últimos gestos de amor, tus últimos movimientos, tus últimas expresiones. Te editas y seleccionas porque sabés que serán las últimas. Y no dejas de mirar con atención los contornos de su cara, la suavidad de sus manos, el dibujo que hace su pelo… o los espacios de la casa en la que no vivirás más. Con la intención de grabártelos y hacerlos propios.

jueves, 2 de junio de 2011

Take me or leave me



Me caracterizo por tomar malas decisiones, por seguir impulsos, por no pensar when it comes to love, de cualquier tipo, desde el amor de pareja, hasta de amigos o hermanos. No tengo estrategias, no sé juga. No conozco las movidas, no me interesan las reglas. Soy así, soy yo. Take me or leave me.

miércoles, 1 de junio de 2011

Quiero aturdirme y quiero estar en silencio. Quiero leer y escribir algo trascendental y quiero estar en Twitter pelotudeando. Tengo miedo y expectativas altas y al mismo tiempo nada. Esta ambiguedad me està matando de a poco. Te quiero y te odio. Dame todo y mejor no me des nada.

Anoche

Ayer estaba teniendo un día triste y cansador. De esos días que sentís que sólo pueden empeorar. Hasta que un vikingo me dijo ´'bajá´(turning point de la trama). Me invitó una cerveza al lado de un fuego y con música muy alta pero linda y graciosa. Escuchó mi catarsis con detenimiento mientras me acariciaba. Me llenó de besos, me secó un poco las lágrimas. Me hizo reír de pavadas. Oh (suspiro).
El destacado de la noche: "Estoy acá". "No quiero verte mal". "Me importás". En distintos momentos de la conversación. Alteración del orden y repetición. Una hora después yo dormía plácidamente y un poco más feliz. Gracias a vos.

lunes, 30 de mayo de 2011

Notas mentales.





Todos de acá. Amé la idea por contagiosa.

Comentario

Qué infelicidad me provoca explicar un chiste. Pierde toda la gracia.

La respuesta es oída.

Ante el clamor de los hombres he aquí también las recomendaciones para ser una buena novia. Chicas presten atención. Yo me llevé una gran sorpresa al leer de las palabras de @Tutejorba y luego de corroborar ante varios hombres la simpleza de Ellos.
Con lo poco que son felices ¡Dios mío!. Regocijémosnos en las diferencias. Basta de prólogo. Le cedo el espacio a mi amigo personal y muy querido, con ustedes: Rulo. (Me tomé el atrevimiento de editar y reformular algunas cuestiones con la intención de clarificar conceptos espero que no te ofendas mon ami).

Ser buena novia
Hay 2 tipos:
a) La que para vos es una buena novia.
b) La que para el resto es una buena novia.

A) Es muy simple, el hombre es un ser básico, por ende hay que atender muy pocas cosas. Nada mejor que llegar del laburo o cansado de alguna actividad -que amerite agotamiento- y que te espere tu novia con algo fresquito. Compartir un momento de relajo y paz es impagable. Chicas tengan a mano una Coca fría y alguna boludez para picar. Fácil: papas fritas. Nada de elaboración. No pretendemos caviar. Que parezca espontáneo. (Muchachos, eso de juntarse a tomar una birra con la banda, no es cansancio, entre fantasmas no nos pisemos la sábana, vamos).
Hay una salvedad, el hombre puede llegar a maquinarse en exceso con su trabajo y le cueste no llevarlo a casa. Es un garrón pero es real. Si lo ven con cara de orto, denle tiempo. Tiren un poco de indiferencia, sirve, les juro. No atosiguen con preguntas. Cuéntennos de su día en un rato. En otras palabras: no rompan las bolas por 20 minutos aproximadamente. No se asusten si prendemos la televisión y por un rato somos un robot. Es hasta que nos vaciamos y volvemos a ser personas. El sexo también puede ayudar a distender. Prueben. Sería una grata sorpresa.

Que te cocine rico, lave la ropa y la deje con olor a lavanda, que te planche las camisas  y demás tareas hogareñas son detalles. El hombre busca compartir momentos intensos, divertidos e interesantes con uds. De ropa, sales, outlets y el 30% off con la Santander Río con "las chicas”, plis. Como verán no es muy difícil. Basta con un poquito de comprensión, paciencia y mucho cariño.
Ahora, que no las agarremos boludiando con algún “amiguito”, porque les sube el autoestima. Se pudre todo. Reconozco que, nosotros como especie, somos seres que caemos fácilmente en la rutina pero cuando arranca el: “No te podes poner celoso de él, no ves que al lado tuyo no existe”, sabemos que nos están mintiendo. Es un tema eso de buscar afuera lo que adentro no se encuentra. AHH!!! Eso, déjenme decirles que son malas mentirosas. Son muchas las veces que se las dejamos pasar para no entrar en un limbo de discusión sin sentido. Pero, creeme, nos damos cuenta. Y no olvidamos.

B) Que estés impecable, perfumada y depilada o siempre lista para acompañarnos a programas bajón (familiares por ejemplo) o fumarte a la banda una noche en la cual ibas a ver un dvd + helado = cucharita, habla bien de vos como novia. Sí, es verdad, pero los dos sabemos que te rompe soberanamente los ovarios. Sé honesta con vos misma. Es preferible que digas “che gordo, la verdad: me parece una patada en la ingle ese programa” a que pongas cara de póker con mucho make-up y digas “UHHHH ¿Se juntan los pibes? Qué divertiiiido, vamos”. Si bien está bueno que nos acompañen, muchas veces no es necesario. Nos hacen sentir machos, viriles, poderosos si nos dejan tiempo a solas, tiempo personal. No darle motivos a nuestros amigos para que nos califiquen de pollerudos posta, es elemental.
Un tip: Si el hombre lo pide, es porque realmente necesita su compañía y puede ser por 2 cosas:
1) Realmente el evento es un verdadero embole y sabemos que con uds la vamos a pasar mucho mejor.

2) Tiene un evento high class garronero y con uds al lado la seguridad masculina aumenta a niveles inexplicables. (Más si están divinas como ustedes saben producirse)

Al hombre realmente le importa muy poco el que dirán de sus novias. Ojo, hay especímenes moy pelotudos a los cuales si les importa, pero no se preocupen, son la minoría y además seguro, son gays.
Asi que chicas, nada, sean normales, disfruten de sus novios, mimenlos y si las invitamos a eventos emboles sepan que es por algo, no hace falta que se auto-inviten. Alguna vez confíen en nuestro criterio.


Pd: Un poquito de histeria garpa, el exceso como tal es malo.

martes, 24 de mayo de 2011

Daisy baby

Fragmento de un mail
(...)
Creo tener una idea acerca del porqué del nombre 'Margarita' para tu hijita y me gustaría que me sacaras la intriga. Las margaritas tienen la parte del corazón de la flor, de un color amarillo intenso que se asemeja al SOL. A su vez tiene esos pétalos blancos que la embellecen y que podrían visualizarse como destellos de luz. ¿Acaso viene por ahí la mano? Tu hija, metafóricamente sería un sol.
El sol simboliza muchas cosas lindas, entre ellas: calor, energía, fuente de vida, luz, verdad, sabiduría, amor... hasta se lo identifica con Cristo (allegedly 'Son' derives from 'Sun' - the Lord's day is Sun-day)...
Yendo un poco más allá, también consideré que el nombre Sofía significa conocimiento, ciencia, sabiduría (luz). Sería de tu parte una forma muy sutil de llamar indirectamente a tu hija igual que a la madre. Los padres muchas veces no se aguantan y ceden a la tentación de dar a sus hijos el mismo nombre que el de ellos mismos o el de abuelos, y muchas veces los pobres chiquilines sienten un peso o responsabilidad muy grandes de hacer de sus vidas algo a imagen de lo que hicieron otros... es todo un tema...
Yo te felicito por el nombre que escogiste, me parece lindísimo. Además es romántico pues se trata de la flor con que uno prueba su suerte en el amor... uno va desprendiendo los pétalos y por cada uno de ellos va diciendo alternadamente un 'me quiere' y 'no me quiere'...
(...)

Sinceramente no quiero agregar nada que pueda arruinar la reflexión de mi primo. Sólo me quiero ocupar de aclararles que no es por estos motivos por los que le puse Margarita a mi hija. Sin embargo, ¡qué lindo suenan! ¿Se dan cuenta porqué digo que soy agradecida, no? Estoy rodeada de gente que me regala su tiempo y se toma el trabajo de reflexionar sobre estas cosas. Amor. Puro amor.

lunes, 23 de mayo de 2011

Ensayo (sin desperdicio) de Alejandro Trabattoni

Los libros que me mordieron
Nunca me gustaron los perros. En realidad, nunca tuve uno. La extrañeza del caso podría basarse en un injustificado temor –jamás me hicieron daño– o en el también extraño hecho de que nunca nadie me regaló uno, ni me incentivó a tenerlo. Tardé 17 años en animarme a enfrentarlos, tiempo suficiente para que mi madre guardara, en su cajón, un título de colegio secundario con mi nombre. Tal vez, este me dio el valor. O la obligación.
Durante ese tiempo, traté de acercarme, lo juro. Pero fue en vano. Arranqué tarde, pero seguro, en el tercer año de mi expedición por el colegio. Faltaban dos años y medio para el castigo máximo. O la salvación. Fui a la biblioteca y la cantidad de razas existentes me agobió. Opté por uno de los clásicos, de esos que recomiendan los viejos. Pero Antoine de Saint-Exupéry y su pequeño protagonista real(1) duraron menos que un Tamagochi, mascota virtual. Me desilusioné.
Tardé en recuperar el coraje para volverles a pedir a mis padres que me regalaran una nueva mascota, pero el obsequio llegó sin pedido. Esta vez, pertenecía a una raza argentina. Fue como cambiar champagne por mate. Su dueño, un tal José Hernández, lo había llamado Martín Fierro, por lo que tuve que adoptarlo sin la libertad para cambiarle el nombre. Estuvo meses a mi lado, pero el regalo terminó en el escritorio de papá, con la segunda mitad de las páginas virgen.
Desorientado, terminé la gloriosa época en la que uno hace nada. En el camino que me tocaba seguir, tropecé con la sala de tortura más cruel y vil de todas: la perrera. De pronto, me vi en un pasillo iluminado por una luz artificial blanca, ubicado entre medio de jaulas con deseos de abrirse, y en cuyos interiores había perros con intenciones de lastimarme. Los candados que sellaban esas celdas empezaron a fallar.
El más rápido de todos los canes que decidió atacarme tenía sangre latinoamericana. Con aliento a tequila, los colmillos de Juan Rulfo se clavaron en mis pantorrillas y Pedro Páramo comenzó a contaminar mi cuerpo. Juan Preciado buscaba desesperadamente a su padre en algún lugar de Comala, de mi alma, pero cada vez que se acercaba, se encontraba con un nuevo hermano.
Herido, rengo, caí de rodillas con ninguna posibilidad de defensa ante un nuevo ataque. Un pastor inglés salió de entre las barras de acero. Caminó hacia mí con una irritante parsimonia, me miró, paseó a mi alrededor y se sentó a mi lado. Parecía querer que le contara mi sufrimiento, aunque ya lo sabía de memoria. Así actuaba el Padre Brown, un sacerdote londinense que se escapaba de las más espectaculares novelas de Chesterton para aprovecharse de mi debilidad y morderme el costado. Esta vez, de aquel no emanó sangre; mucho menos, agua bendita. Se derramó el sentimiento más placentero que jamás había experimentado.
Entregado ante la jauría y con un dolor imposible de superar, mi cuerpo reclamaba más lesiones. Lesiones que no demoraron en llegar. El más inesperado de todos los perros allí presentes, el aparentemente más insignificante, dio el golpe final. Era pequeño, negro, peludo. Tenía manchas grises, producto del intento fallido de un ángel de convertirlo en algo mejor. No era un puro de raza. Era porteño, de barrio, de Flores. A Alejandro Dolina le bastó con dos de sus 47 crónicas para llevarse lo último que me quedaba sano.
La perrera se convirtió en mi lugar más preciado. Miro para mis costados y muchas de las jaulas están vacías. Pero la mayoría sigue soportando la embestida de desesperadas mascotas con ganas de ladrarme, rasguñarme, morderme para que, al final, yo sólo sienta que me lamieron.
Nunca me gustaron los perros, hasta que visité la perrera. Hasta que me mordieron con tanta rabia y firmeza que me fue imposible escapar de ellos. En realidad, lo imposible fue querer hacerlo. Una vez que la dulce herida cicatriza, uno siente anhelo de que se vuelva a abrir, de que venga un nuevo animal a desgarrar el espíritu con argumentos atrapantes, personajes mágicos y finales insospechables.


1 Real: de realeza

Por Alejandro Trabattoni


Lluvioso

Quiero escribir desde el fuego de esta tristeza para que las palabras tengan intensidad, para mostrar que siento adentro con la crudeza con que lo siento, sin filtros. Él no lo puede recibir pero yo necesito hacerlo de todos modos. No con él o para él sino conmigo misma. Me tengo que ocupar de mí. Debo ocuparme de lo que quiero hacer con todo esto que siento y manejarme sabiamente.para que me haga compañía o se transforme en ruido ambiente pero no mucho más. Hay días que te juro, lo único que quiero es acurrucarme en la cama en posición fetal y que pase el tiempo. No cocinar, no lavar los platos, no comer, no ver televisión, no escuchar llantos, que nadie me reclame atención. No salir, no sacarme el pijama, no bañarme. No nada. Dormir tal vez. Leer si logro mantener la atención. Estudiar si me pongo mucho las pilas con el fin de sentirme productiva. Poner una película como ruido ambiente. Son pocos los días tristes como hoy.

Qué significa "ser buen novio"

Este post es un pedido exclusivo de @Tutejorba. Un gran amigo que necesitó que le ilustrara y pusiera en palabras este concepto.¿Vamos a modo de lista?

Ser buen novio es aquel que:
- sabe expresarse. Cada tanto, logra poner en palabras sentimientos, estados de ánimo, intenciones. Así no tenemos que andar adivinando. Básicamente habla.Te explica que quiere/necesita y cómo podés proveérselo. Te cuenta como se siente. Te hace parte de su interioridad. Se muestra vulnerable. Baja las defenzas, te deja entrar. 
- te cuida. No te cela en demasía."Te deja" tener amigos pero sabe donde está el límite y te lo marca. Quiere que seas exclusiva y eso no lo negocia (bien) y al mismo tiempo te deja ser, fluir. Te acompaña hasta tu casa así sean las 3 o las 6 de las mañana porque "no quiere que andes sola por la calle" o que te tomes un taxi equis. Te protege. Te defiende.
- ofrece su ayuda. Está disponible. Sabés que podés contar con él. Que el mundo se puede colapsar pero el te va a dar la mano y no vas a tener (tanto) miedo. Te sabés acompañada.
- te escucha y te contiene. Le interesa lo que te pase, como te sientas. Escucha impávido tus tres horas de perorata de tu peleíta tonta con la amiga de turno. Te aconseja. Te da perspectiva. Te dice que todo va a estar bien.
- te invita a *citas*. Planes solo para vos y el, es decir solos. Para charlar, para mirarse a los ojos y mantenerse en silencio, para generar complicidad, para malcriarte, para conocerse. Y una vez superada la etapa de conocimiento para mantener viva la llamita del amorrr y para hacerte sentir linda, querida, tenida en cuenta, especial. Puede ser wachiwawa o normales. Puede ser ir a comer a un mega lugar, ir al teatro, ir al cine, irte un fin de semana a algún lado; o ver una película tapados hasta la nariz, almorzar juntos pasando revistas o leyendo, juntarse a criticar un programa de televisión y reír. Lo que hace a la diferencia es que es un plan. No tiene porqué ser elaboradísimo (si es así bienvenido sea) basta con que sea pensado.
- te llama. Para charlar, para contarse pavadas del día. Porque está preocupado por algo y sólo vos lográs calmarlo. Porque está triste y quiere contártelo. O sabe que vos estás triste y/o preocupada por algo y quiere acompañarte. Para terminar con peleas. Para sentirte más cerca.
- te hace sorpresas y te da regalos. Con y sin motivos. Te cocina. Pone toda su casa con velas para recibirte. Te prepara un baño de inmersión con sales. Te invita a comer afuera. Te trae chucherías del quiosko que sabe que te encantan (o se la juega a que te gusten). Te compra algo gracioso del barrio chino. Te regala ropa sin motivo aparente (son los mejores) "porque me hizo acordar a vos", "lo ví y me pareció que tenías que tenerlo", "me gustó para vos" o porque cumplen años juntos o porque es tu cumpleaños o porque te quiere felicitacitar por algún logro. Te recuerda. Te tiene presente en detalles.
- te agarra de la mano en la calle. con firmeza, con actitud, con convicción, con orgullo de que te pasees a su lado.
- te hace mimos. Sólo porque no resiste no estar en contacto con vos. Te da besos mientras lavás los platos. Te agarra la rodilla mientras maneja. Te agarra la mano en la mesa mientras esperan que el mozo traiga la comida. Te acaricia la espalda o el pelo mientras ven televisión o una película. Cogiendo te mira a los ojos, te da besos, adora darte placer. Se *preocupa* porque acabes.
- te quiere tanto, pero tanto que lastimarte no es una opción. Antes de verte llorar prefiere morir. Siempre van a haber peleas y malos entendidos. Lo importante no está en evitarlas sino en sortearlas con gracia. Escuchar realmente al otro para entenderse ¡y sobre todo para que sean cortas!
- te incluye. En sus planes de fin de semana, con sus amigos, con su familia. Quiere que estés. Siempre sos bienvenida. Si fuera por él haría todo con vos siempre que le respetes un toque su espacio personal.
 - te hace reír. Espolvorear la mezcla anterior con una cuota de humor. Aprender a reirse de uno mismo con el otro es claaaave. Te divierte. Su mera presencia hace que la pases bien o mejor. Compartís algunas opiniones o gustos.
- con tus afectos le pone todos los huevos del mundo. Ya sean amigas o familiares. Eventos, cumpleaños, salidas, encuentros. El pibe si puede ir, firme como un soldado en cuanto a actitud sino ni vengas. Que interactue sonriente, que haga reír, que boludee a alguien, que saque a bailar a las pibas, que proponga brindis, que hable en público, que te bardee un poquito en guiño hacia los demás. Pilas. Que se ponga las pilas en caer bien.

Los hombres en general necesitan entrenarse en la tarea de ser novios. No sé porqué es que la gran mayoría de las mujeres ya venimos con ese chip incorporado. Debe ser porque tenemos en nosotras la capacidad de ser madres y por lo tanto somos proclives a cuidar los vínculos, alimentarlos, nutrirlos. No sé, no te sabría decir.
Lo que sí me queda claro como el agua es que es ideal, por no decir condición, encontrarte al hombre para ser novio, una vez que haya tenido experiencias preferiblemente largas (de 2 a 3 años en adelante). La otra te allanó el camino y la queremos secretamente por eso (únicamente por eso). No empezar de cero es elemental porque es súper cansador, hartante y aburrido. Implica un millón de explicaciones que vos das por obvias y el otro no. Expectativas incumplidas y todo eso paja.
A menos que vos también seas vírgen en el ámbito noviazgo y puedan juntos poner las reglas, crecer, conocerse, etc no te lo recomiendo. A no ser porque sea un rápido aprendiz y supere al maestro ampliamente cuando menos lo esperes. Ante la duda, fijate como es con los deportes: ¿les agarra la mano rápido? Suele ser buen parámetro.

Brazos tonificados de tanto remar

Las parejas de más de 10 años tienen toda mi admiración. El problema no es enamorarse. Eso a mí y a la gran mayoría nos resulta fácil, creo. El quid de la cuestión está en mantenerse enamorado. Con el aliento a puma de la mañana, con el mal humor por fútbol, con el olor a bolas después de hacer ejercicio, con cara de dormidos. Ejercitar la paciencia, la tolerancia y regar el amor. Seguir cogiendo con la misma persona después de 10 años. Encontrarla todavía atractiva, seductora, sugerente, graciosa me parece una tarea épica. Serle fiel, serle leal. Buscar su bien. Extrañarlo todavía. Me sorprende, me eriza la piel, me hace admirarlos. Sobre todo porque hoy en día no me parece común. No sé a ustedes.

sábado, 21 de mayo de 2011

He got it right

Oh Jakie that's why I looove you

Maestra ciruela

So avoid using the word ‘very’ because it’s lazy. A man is not very tired, he is exhausted. Don’t use very sad, use morose. Language was invented for one reason, boys - to woo women - and, in that endeavor, laziness will not do. It also won’t do in your essays.- John Keating, Dead Poet’s Society

Yo en un diagrama de Venn

A Margarita

One day I’ll give birth to a tiny baby girl and when she’s born she’ll scream and I’ll make sure she never stops.
I will kiss her before I lay her down and will tell her a story so she knows how it is and how it must be for her to survive.
I’ll tell her about the power of water, the seduction of paper, the promise of gasoline, and the hope of blood.
I’ll teach her to shave her eyebrows and mark her skin.
I’ll teach her that her body is her greatest work of art.
I’ll tell her to light things on fire and keep them burning.
I’ll teach her that the fire will not consume her, that she must take it and use it.
I’ll tell her to be tri-sexual, to try anything to sleep with, fight with, pray with anyone, just as long as she feels something.
I’ll help her do her best work when it rains.
I’ll tell her to reinvent herself every 28 days.
I’ll teach her to develop all her selves, the courageous ones, the smart ones, the dreaming ones the fast ones.
I’ll teach her that she has an army inside her that can save her life.
I’ll tell her to say Fuck like other people say The and when people are shocked to ask them why they so fear a small quartet of letters.
I’ll make sure she always carries a pen so she can take down the evidence.
If she has no paper, I’ll teach her to write everything down on her tongue, write it on her thighs.
I’ll help her to see that she will not find God or salvation in a dark brick building built by dead men.
I’ll explain to her that it’s better to regret the things she has done than the things she hasn’t.
I’ll teach her to write her manifestos on cocktail napkins.
I’ll say she should make men lick her enterprise.
I’ll teach her to talk hard.
I’ll tell her that her skin is the most beautiful dress she will ever wear.
I’ll tell her that people must earn the right to use her nickname, that forced intimacy is an ugly thing.
I’ll make her understand that she is worth more with her clothes on.
I’ll tell her that when the words finally flow too fast and she has no use for a pen, that she must quit her job, run out of the house in her bathrobe, leaving the door open.
I’ll teach her to follow the words.
I’ll tell her to stand up and head for the door after she makes love.
When he asks her to stay she’ll say she’s got to go.
I’ll tell her that when she first bleeds when she is a woman, to go up to the roof at midnight, reach her hands up to the sky and scream.
I’ll teach her to be whole, to be holy, to be so much that she doesn’t even need me anymore. I’ll tell her to go quickly and never come back.
I will make her stronger than me.
I’ll say to her never forget what they did to you and never let them know you remember.


-Nicole Blackman. Daughter.

lunes, 9 de mayo de 2011

Realidad supera ficción, siempre.

Me siento en el final de una película, romántica y yankee en donde de repente quedan de manifiesto todos los impedimentos y obstáculos que no dejaban a los enamorados ser felices juntos. Justo en ese fucking clímax en el que queda flotanto la inquisición: ¿podrán estar juntos a pesar de todo? ¿podrán sortearan las diferencias? ¿podrán simplemente 'ser'? Empieza el leit motiv, encadenado de imágenes felices y no tanto alternando en cámara rápida y lenta para detalles. Fundido a negro y los benditos puntos suspensivos que te dejan pensando. Final abierto.

domingo, 8 de mayo de 2011

Lázaro: levántate y anda

Vergüenza de la linda

Le dicen Mosca pero yo prefiero llamarla por su nombre: Carmen. Es una mujer con todas las letras. Digna de admiración.Tiene un espíritu jóven si bien me dobla en edad. Sus consejos son sabios propios de la experiencia de vida y su corazón junto con sus intenciones son siempre cristalinas. Tiene sentimientos nobles. Es leal. Me hace reír. Sabe apreciar los placeres cotideanos pero no deja un minuto de ser idealista. Se sabe afortunada. Es agradecida. Es madre de 3 criaturas divinas que por transpolación amo. Es casada (las mujeres buenas están tomadas chicos, es así). Y lo mejor de todo es que es una de mis íntimas amigas. La agradecida soy yo.
Carmen es dueña de un local de ropa herrrrrmoso llamado Casiopea. Hoy publicó en el blog de su marca un look con el que fui a visitarla para tomar el desayuno. Fue el jueves creo. Yo volvía de la facultad casi sin dormir, después de rendir un parcial de Economía de la facultad. Destruída básicamente. En el camino pasé por una panadería porque no me pude resistir al olor de pan recién horneado. Esto de estar despierta desde las 4 am, siendo ya mitad de mañana no me dejó razonar correctamente. Lo que iban a ser compras para 'picar algo' mientras compartíamos unos mates, derivaron en un sandguche de milanga XL que devoré como un linyera y otro millón de exquisiteces. Tooooda esta explicación viene al caso porque es el motivo principal por el que me permití los anteojos *indoors*; créanme cuando les digo, mi cara era in-rremable.
Volviendo a Carmen quiero hacer público y dejar sentado en actas que sobre el piso de @casiopea_ba me cumplió un sueño: sacarle una foto a mi cartera y los utensilios (de funciones varias) que acarrea la desdichada. Se maravilló sacando objeto por objeto al mejor estilo Mary Poppins de la misma que llevo a todas partes, los dispuso (para nada aleatoriamente) y sin dudarlo un segundo obturó. Algo que siempre quise hacer pero con mis persecusiones perfeccionistas y exigentes nunca me sentí en condiciones. Siempre le faltaba algo. ¿Les asombra? A esta altura, no les creo.

En fing. Nada eso. Pasen a chusmear por lo de Carmen. Si quieren ponerle una cara a la que escribe ahí me veran. También pueden adquirir bella indumentaria, original y llena de detalles. Podrán contar con el excelente asesoramiento de La Rata y por supuesto Carmen que laburan con amor. Al fin y al cabo es lo único que importa: El Amor. Qué linda es la amistaT.

Cantando a los gritos los saludo

Recomendaciones de una hipócrita. Con amor,



Fragmento de un mail.

(...)
En cuanto a los pibes, agradecé que tenés la oportunidad y el tiempo para estar sola, ¡mejor que no te den bola! ¡mejor que no te quieran como vos necesitás ahora! Pensá que te están haciendo un favor. Dá vuelta las cosas. Yo sé que es difícil estar sola. Que te cuesta. A mi me pasa otro tanto pero agradecé no estar con ningun pibe que te queme el bocho con sus rollos, sus histeriqueos, sus complicaciones, sus mambitos para conocerte y aprender a disfrutarte.
Da miedo encontrarse en soledad. Ahí están todos los fantasmas, los miedos, las humillaciones. Todo lo que escondemos en la baulera oscura y sórdida para no ver pensando que algún día nos ocuparemos de sacarles el polvo y apreciar desde otro enfoque. Este es tu momento para estar sola. So-la y todo lo que eso implica.
Hay que tener pelotas y muchísimo coraje para ser sola y estar bien. A mí me cuesta MIL. Busco el ruido, el estar distraída, no pensar, no encontrarme, la acción y en ese sentido Los Hombres me tapan *todos* los agujeros. No te lo recomiendo.
Lo dramático de esto es que cuando no atravesás el agujero de la tristeza del que siempre hablamos no volvés la mirada hacia vos, no te reevés, por lo tanto no mejorás y no aprendés de tus errores. Y arrastrás. Es como si te autocondenaras a vivir la misma vida kármica en forma de ciclo una y otra vez solo que con protagonistas distintos. Evolucionemos por favor.
Parece que no pero si no aprendés a estar sola y estar bien empezás la próxima relación exactamente donde dejaste la anterior. Te lo digo porque lo siento en carne propia. Y no está tan bueno. Constantemente me pasa de sentir o ver guiños de mi relación con ExConcubino con Actual. Y es una tortura. Sentir las mismas cosas que dolieron en manos de otro, all over again. Es hardcore. Pero es mi forma. Yo soy hardcore, qué se le va a hacer. No me sale de otra manera. Estoy hasta las pelotas con Actual. Me la vuela. No me voy a empezar a medir justo ahora. Primero que it would be a little too late y segundo qué paja, ¿medirme? ya fue, no hay vuelta atrás. Let's enjoy the ride.
Por eso te digo que *agradezcas* e intentes (nos ayudaremos mutuamente, contá con eso) caminar al filo del abismo por un rato. Es cuestión de dejarse sentir. No es un barril sin forndo la tristeza, el luto, la amargura de saberse "no-elegido". TE JURO gorda que se termina. Todas estas ganas de llorar constantes, la atención errática, el mal humor, la frustración, las expectativas con respecto a la conducta de otro...se termina. Todo eso se termina.
De a poco, casi sin quererlo y sin darte cuenta te encontrás buscándote. Te mirás y volvés a gustarte. Empezás a vestirte para sentirte linda. Sólo para vos. Empezás a comprarte cremas con la esperanza de usarlas alguna vez. Y baños de crema para hacerte mientras estudiás. Aunque sean pequeños autoengaños (o no) te mimás. Te volvés a querer. Dejás de evitarte. Dejás de exteriorizar que te quieran porque te querés vos y con eso ya está. Deja de importarte tanto la validación y el vitoreo de los demás porque te sabés suficiente. Sos suficiente. 
Y ahí, justo en ese momento, cuando estás bien, cuando te gustás cuando lo peor quedó atrás es cuando un chico cualquiera, que te gusta, que es inteligente, con que de verdad podés proyectar aparece, sin más. Y todo fluye naturalmente y fácil. Ni siquiera hacen falta las palabras. Sólo con miradas es suficiente. Es así. Mirá este video y andá a estudiar.
(...)

Al final todo se resume en las palabras de @NippurDL: "Aprender las reglas mientras se juega es carísimo pero no conozco otra forma".